Mark Twain, un escritor polifacético

Samuel Langhorne Clemens, más conocido como Mark Twain, es mundialmente conocido como el padre de la literatura moderna norteamericana. 

En este cajón de sastre te ofrecemos una breve biografía, la historia de un escritor que, aunque vivió hace más de 100 años, sigue gozando de un reconocimiento intenso y sus obras perduran a día de hoy.

Seguro que sus obras te suenan: Las aventuras de Tom Sawyer, su secuela, Las aventuras de Huckleberry Finn, o sus novelas Un yanki en la corte del Rey Arturo y El Príncipe y el Mendigo.

Pero Twain, además de ser un gran escritor, fue periodista, humorista, empresario e inventor.

Fue un hombre de múltiples facetas y que dejó a la posteridad muchas curiosidades.  

La primera es que nació durante una de las visitas a la Tierra del cometa Halley. Tal vez en broma, Twain predijo que ya que había llegado con el cometa, también se iría con él. Así fue, 74 años después, cuando el Halley volvió a visitar nuestro planeta, Twain murió. Resulta llamativo que sintiera, además, cierta fascinación por la parapsicología, un tema que estaba muy en auge en aquella época. ¿Tendría esto algo que ver con su premonición?

Mark Twain también fue un apasionado de la ciencia y la tecnología, un interés que compartía con su gran amigo Nikola Tesla con quien pasaba mucho tiempo en el laboratorio. También conoció a Edison y a otros científicos contemporáneos.

Como inventor patentó un sistema de sujeción para la ropa, aplicable a los tirantes masculinos y al sostén femenino, un juego sobre anécdotas históricas y un álbum de fotos autoadhesivas que tuvo gran éxito.

Tanto como crítico, cómico, periodista y escritor consiguió gran reconocimiento y admiración de sus contemporáneos, pero la vida del escritor estuvo salpicada de luces y sombras. Era un hombre de gran humor, pero tuvo una etapa de depresión profunda causada por la muerte de su esposa, dos de sus hijas y algunos amigos cercanos, de la que nunca llegó a recuperarse del todo.

Su obra, Un yanki en la corte del Rey Arturo, escrita en 1889, fue de las pioneras en el subgénero de la ciencia ficción conocido como ucronía.

En la novela, un hombre del siglo XIX (contemporáneo de Twain) viaja al pasado a la época medieval, llegando así a la corte del legendario rey.

Sin duda, Mark Twain fue un visionario, un escritor de vocación y un humanista. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s